Carta de Clara y Enrique a su hijo Francisco en su primer cumpleaños

Foto: http://www.familiam.org/famiglia_eng/culture/00003086_Notizie_per_la_vita.html

Querido Francisco,

Hoy celebramos tu primer cumpleaños, y nos preguntábamos que te podemos dar que dure a través de los años. Entonces hemos decidido escribirte una carta. Has sido un enorme regalo para nosotros en nuestras vidas porque nos has ayudado a ver más allá de los limites humanos. Cuando los doctores quisieron asustarnos, tu vida que era muy frágil nos dio la fortaleza para seguir adelante. Por lo  poco que he aprendido estos años te puedo decir que el amor es el centro de nuestras vidas, porque nacemos de un acto de amor, vivimos por el amor y para ser amados, y morimos para conocer el verdadero amor de Dios. El objetivo de nuestra vida es amar y ser amado, siempre listos para aprender como amar a los demás como solo Dios nos puede enseñar. El amor te consume, pero es hermoso morir consumido, de igual forma que una vela se consume solo cuando ha logrado su cometido. Cualquier cosa que hagas en la vida tendrá sentido sólo si puedes mirarla con los ojos puestos en la vida eterna. Si de verdad amas te darás cuenta de esto desde el hecho que nada te pertenece, porque todas las cosas son un regalo. Como decía San Francisco de Asis: “Lo contrario al amor es la posesión”.

Amamos a tu hermana y a tu hermano –Maria y David- y te amamos a ti sabiendo que no eres de nosotros, que ustedes no fueron para nosotros. Y es así como debe ser todo en la vida. Todo lo que tienes nunca te pertenece a ti, porque es un regalo que Dios te da para que puedas producir fruto. Nunca te desanimes. Dios nunca te quita nada. Y si Él te quita algo, es porque quiere darte mucho más. Gracias a María y a David, estamos más enamorados con la vida eterna y hemos dejado de tenerle miedo a la muerte. Dios nos ha quitado solo para darnos un corazón más grande y más abierto para recibir la vida eterna en esta vida

En Asis me enamoré de la alegría de los frailes que viven confiando en la Providencia de Dios. Por eso le pido a Dios la gracia de creer en la providencia de la que ellos hablaban- creer en este Padre que de verdad no dejará que te falte nada. El hermano Veto nos ayudo en este viaje de creer en su promesa. Nos casamos sin nada, pero pusimos a Dios en primer plano y confiamos en el amor que nos pedía, dando este gran salto, nunca hemos estado desilusionados. Siempre hemos tenido una casa y más de lo que pudiéramos necesitar. Tu nombre es Francisco porque San Francisco de Asis cambió nuestras vidas y esperamos que pueda ser un ejemplo para ti. Es hermoso tener ejemplos de vidas que nos recuerden que puedes esperar grandes alegrías aún aquí en la tierra, con Dios como nuestra guía. Sabemos que eres especial y que tienes una gran misión por cumplir. El Señor te ha querido desde la eternidad, y Él te mostrara el camino a seguir si abres tu corazón. Confía en Él, vale la pena

Con amor

Papá y mamá

Tradicida por Forever 31

Fuente:

http://www.focus.org/blog/posts/saints-are-still-being-made.html

Acerca de Chiara Corbella

Estaba embarazada y le diagnosticaron un cáncer. Debía iniciar un agresivo tratamiento que podría curarla, pero que mataría al bebé que estaba en su vientre. Rechazó someterse a quimioterapia y entregó su vida por la salvación de su hijo. Una madre coraje de 28 años que murió feliz y que no se dejó arrugar por el lobby abortista.

Chiara Corbella conoció a su esposo Enrico Petrillo en una peregrinación a Medjugorje. Se casaron pocos años después y pronto supieron que esperaban una hija a la que llamaron Maria. El embarazo se complicó y la pequeña vendría al mundo con problemas de salud. Pese a las complicaciones del embarazo Maria llegó al mundo, fue bautizada y murió treinta minutos después del parto. Chiara y Enrique estaban convencido que la vida y la muerte no dependen de las personas sino de Dios. Tras la pérdida de María Chiara se volvió a embarazar y al poco tiempo los médicos le comunicaron que su hijo David nacería con graves malformaciones. David nació, fue bautizado y murió a los pocos minutos. Chiara y Enrique siempre estuvieron abiertos a la vida y en 2010 nuevamente Chiara volvió a quedar embarazada. En esta ocasión el bebe, Francisco, venía en camino muy saludable. En este embarazo Chiara fue diagnosticada con cáncer de lengua. Era vital para la madre someterse a tratamiento lo antes posible para salvar su vida. Chiara retrasó su tratamiento para no afectar su embarazo y dijo   “No quiero morir por Francisco, quiero dar mi vida a Francisco”, dijo Chiara.

El pequeño vino al mundo el 30 de mayo de 2011. Doce meses después, su madre le escribió una carta por su primer cumpleaños. Chiara murió rodeada de amigos y familiares el pasado miércoles 13 de junio de 2012. Su último mensaje de móvil se lo envió al sacerdote de su parroquia. En él decía una escueta pero profunda frase: “Estamos con las linternas encendidas, esperamos al Esposo”.

Fuente:

http://www.laici.va/content/laici/es/sezioni/donna/notizie/tutti-dietro-a-chiara.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

A WordPress.com Website.

Up ↑

%d bloggers like this: