A mi futura esposa

Foto: www.freedigitalphotos.net/

A mi futura esposa

Aún no me conoces. Probablemente  te preguntaras por qué te estoy escribiendo. Pensarás que por ser hombre no tengo la capacidad de compartir mis pensamientos, mis sentimientos y mi amor con palabras. Pero no me subestimes. Hay muchas cosas de mí que tu aún no sabes. Hay muchas cosas de mí que me gustaría aprendieras a descubrir porque algún día me casaré contigo. Mientras crecía nunca admití, sin hasta ahora el gran respeto que le tengo a mi madre y a mi padre. Debo admitir que en efecto discutimos y peleamos en muchas ocasiones, pero nunca les he perdido el respeto. Mi padre, aunque no es perfecto, trataba a mi madre como una reina, nunca la menospreciaba, nunca ponía en duda sus decisiones. Siempre estuvo detrás de ella todo el tiempo, él la amaba y su amor siempre será un ejemplo a seguir para mi y mis hermanos.

Ahora que he crecido y madurado, y considero my futuro matrimonio, mis pensamientos vuelven al modelo de comportamiento de mi padre. Mediante su persistencia, paciencia, y oraciones, se convirtió en un esposo y padre amoroso. Espero poder simular su buen ejemplo. Quiero ser un buen esposo como mi padre lo fue para mi madre.

Te escribo esta carta porque quiero ser tu esposo, de verdad quiero ser tu esposo. Quiero ser un esposo que te ame, te cuide y te haga siempre sentir especial. Los esposos de hoy en día son humillados y ridiculizados. A muchos hombres se les percibe como inútiles y egoístas. Yo no soy de esos. Soy un hombre, un ser humanos, con deseos de amor y respeto. Necesito esos regalos de amor y compromiso que solo tu me puedes dar, y a cambio te daré lo mismo.

¿Por qué me querrías a mi como tu esposo? ¿Qué te convencería de que yo soy en quién debes fijarte  y quizás casarte conmigo?  Yo seré el que reconozca tu bondad. Yo seré el que te respete y aprecie tus valores morales. Yo seré el que te admire y te respete. Yo seré el que te de la mano cuando necesites afecto. Yo seré quien te bese en la mejilla cuando te sientas sola. Yo seré el que te abrace cuando necesites sentirte segura. Seré quién te consuele en tu tristeza y comparta contigo tus alegrías. Seré quien este a tu lado cuando traigas a nuestros hijos al mundo. Yo seré el que te ame como si cada día fuera el último de nuestras vidas.

Pero ¿por qué me quiero casar contigo? No porque seas la rubia que me coqueteaba en la playa. ¿Por qué no la morena que me llamaba cada noche? ¿o la pelirroja que me retaba intelectualmente? ¿por qué no la modelo delgada de piernas largas que cumplía cada uno de mis caprichos? ¿Por qué no la chica linda que tenía todo en común conmigo? ¿Por qué tú?

Bien futura esposa déjame explicarte. Todas esas chicas me interesaban, pero tu no solo me vas a interesar. Tú serás la que me ame y yo te amaré. Me debilitará el suave toque de tus manos. Tus ojos, me fascinarán. Tu belleza, me hipnotizará. Tu bondad, me enamorará. Tus virtudes, me cautivarán. Tu confianza me compenetrará. Una vez que tenga tu confianza, mi corazón, mi mente y mi alma estarán contentos y habrán encontrado paz.

No te pediré mucho. Lo único que te pediré es que estés a mi lado en mis desconsuelos y en mis alegrías. Te pediré que acojas a nuestros hijos con los brazos abiertos, como nuestros padres lo hicieron. Te pediré que me digas cuando este equivocado y cuando esté en lo correcto. Te pediré honestidad y respeto. A cambio recibirás incondicional fe, fidelidad y amor.

Lo que me llevará hasta ti, más que cualquier otra cosa será tu amor a Dios y tu convicción de seguirlo. Tu continúa fe y amor a Dios en tus fallas y en tus triunfos, en tu risa y en tus lágrimas, solo acrecentará más mi amor por ti. Por favor continúa siendo paciente y espérame. Tarde que temprano nos encontraremos y comenzaremos nuestra vida juntos. Con la gracia de Dios con fiel devoción y sacrificio amorosos alcanzaremos la felicidad eterna en el Cielo. Después de leer esta pequeña carta, futura esposa, me habrás conocido un poco más. Espero que te haya agradado. Espero entiendas el porqué escribí esta carta para ti –para que veas mi corazón. Mi corazón late por ti, siempre latirá por ti

Tu futuro esposo

Traducida por Forever 31

Tomado de:  http://www.chastitycall.org/husband.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

A WordPress.com Website.

Up ↑

%d bloggers like this: